IVO BLANEK

LORCA, LA MÚSICA ANDALUZA VIAJA A NUEVA YORK

Un homenaje diferente a un excelente pianista que triunfó como poeta y dramaturgo.

En 1931 Lorca dejó registro de su única obra sonora. 90 años después, Ivo Blanek rinde un homenaje a la única discografía del poeta con un concierto teatralizado. 
 

Las canciones de ese disco se convierten en la banda sonora de los principales acontecimientos vividos por Lorca en Nueva York.

En 1929 Lorca pone rumbo a Nueva York en un viaje que supondrá un giro de ciento ochenta grados a su vida personal y profesional. Muy ligado siempre a la música, Lorca pasa largas noches en el club de jazz Smalls Paradise. Allí conoce de primera mano el jazz, el swing y el charlestón, ritmos desconocidos en España y que suponen una revolución para el Federico pianista. Ya en Cuba, en la segunda etapa de su viaje, queda fascinado por la energía musical y participa activamente con el resto de músicos donde, además de escuchar con deleite, no duda en aprender de los músicos cubanos.   
 
De vuelta de su viaje, y habiendo recuperado el amor por la España de provincias, Lorca se dedica a recopilar canciones populares para, en 1931 y con la ayuda de Encarnación López, la Argentinita, registrar cinco discos gramófonos. Gracias a estas grabaciones esas canciones han llegado a nuestros días. 
 
Pero, ¿cómo sonarían estas canciones si Lorca las hubiera grabado durante su viaje a Nueva York en 1929? En una perfecta simbiosis, Ivo Blanek readapta, con músicos de primer nivel, esas melodías al jazz, swing y chárleston y las convierte en la banda sonora original de los acontecimientos más importantes que Lorca vivió durante su "pesadilla americana".

Ivo Blanek es el creador, productor y director artístico de este concierto teatralizado. 

Jesús Flores, pianista de larga trayectoria, se encarga de la dirección musical del espectáculo.